Ya me había hecho a la idea de que este año pasaríamos las vacaciones en casa. Con suerte, saldríamos algún fin de semana para aprovechar un pack experiencia que tenemos guardado, cuando papá Indio vino con una idea loca en la cabeza: ¿Y si nos vamos de crucero?¡Mis ojos hicieron chiribitas!

Y sin darnos cuenta, teníamos un crucero contratado y mil cosas por hacer.

Lo primero fue pensar en el peque (como no) y en todo lo que necesitaríamos para el viaje. Una gorra, bañador, ropa de manga larga (dicen que por la noche en el barco hace frío), una maleta… Y entonces me vino a la cabeza, era la ocasión perfecta para comprarle a mi hijo una maleta Trunki que tanto me gustan.

Cuando se lo dije a Papá Indio corrió a internet a buscar esas maletas. 10 minutos más tarde ya lo tenia decidido. Quería la Trunki Pedro Pirata (él tan ocurrente, si vamos en un barco…).

La maleta Trunki Pedro Pirata.

La compramos en una web y cuando nos llegó, la maleta me resultó más pequeña de lo que imaginaba y eso que había leído que servía como equipaje de mano para los aviones. Por dentro también me defraudó un poco ya que se ve todo el plástico sin más, no va forrada. Por el precio que tiene (53€), quizás tenía otras expectativas.

Después, viéndola detenidamente, empezó a gustarme más. Realmente es una maleta muy divertida y muy original hecha de plástico duro y que se puede usar como correpasillos. Además incluye unas pegatinas para poder decorarla. También incluye una especie de bolsillo de tela en el interior y una cincha para poder tirar de la maleta o colocarla como asa para llevarla tipo bolso.


El echo de que lleve ruedas es un plus a la hora de entretener al pequeño Indio y que también le resulte más atractiva de llevar. Aunque esto último ya os contaré quien lleva que (muy probablemente papá Indio cargado de maletas y yo con el trastito en brazos).

En cuanto a capacidad, teniendo en cuenta el tamaño de la ropa de Mi Indio, creo que nos cabrá todo bastante bien. Incluso las mudas de manga larga para la noche.

A la vuelta de las vacaciones os cuento qué tal nos ha funcionado y todo lo que hemos podido meter en la maleta Trunki.

¡Que tengáis unas felices vacaciones!


¿Y a ti, que te ha parecido?¿Comprarías la maleta Trunki? Puedes hacerlo AQUI –

Share This