Cómo alimentar a tu bebé de forma natural prescindiendo de las tradicionales papillas

por | 0 Comentarios

Mi bebé acaba de cumplir 6 meses, ¿y ahora qué?

Si has llegado hasta aquí, probablemente te encuentres en el punto en el que debes empezar la alimentación complementaria (AC a partir de ahora) de tu bebé. Hasta ahora ha estado lactando o quizás tomando leche de fórmula, pero sin más quebraderos de cabeza que ofrecerle la teta o su biberón. En el caso de la lactancia materna, puede que no haya sido fácil, lo sé, pero ahora ¿qué le vas a dar de comer?

El pediatra de tu bebé, la enfermera y el grupo de Postparto te recomiendan su marca de cereales preferida, los potitos que más les gustan a sus hijos, los sobrecitos de frutas más “sanos”. Y tú te preguntas, ¿realmente esa es la única alternativa que tengo para alimentar a mi bebé? Pues te voy a dar una alegría, porque una alimentación libre de papillas ¡es posible!

Descubriendo el Baby Led Weaning

Cuando nos adentramos en este mundo de la AC, no teníamos mucha información, únicamente la que nos llegaba a través de otras mamás y de la enfermera que controla  a mi pequeño. Tanto de una parte como de otra, el mensaje era el más “tradicional”: papillas de 4 frutas, papillas de cereales, y papilla de verduras con carne o pescado.

Yo, que soy de mente inquieta, empecé a informarme y descubrí el Baby Led Weaning o BLW. Y como somos así de ocurrentes, mientras investigábamos sobre el tema y a modo de broma, le llamábamos el Winnie de Poh, jajaja. Al principio me pareció algo arriesgado, pero a la vez lo más coherente. Una alimentación autorregulada por el propio niño.

El tema de la autorregulación me pareció fantástico, porque eso de que hay que obligar a los niños a comerse todo lo del plato, no considero que sea educar para un alimentación saludable. Así que decidí indagar más.

Y para resumirlo, lo que descubrí fue que el BLW es una manera de incorporar los sólidos en la alimentación del bebé sin pasar por la fase de purés y papillas, siendo el propio bebé quien se alimenta por sí mismo usando las manos.

 

Hay una alternativa a la comida preparada

Siempre hemos preferido seleccionar y cocinar los alimentos que queríamos ofrecer a nuestro hijo para complementar con la lactancia materna.

Es cierto que esto requiere de una planificación y un mayor tiempo de implicación pero para nosotros era un tema importante. Quizás Papá Indio ha sido algo menos extremista que yo, cosa que ya está bien, porque los extremos no son buenos. Pero teníamos claro que la alimentación es fundamental para el desarrollo óptimo de todas las personas y cuando se trata de nuestro hijo, nos lo tomamos en serio.

A mí, el BLW me abrió los ojos. Me descubrió una manera fácil de practicar la AC, porque no tenía que preparar papillas. Me enseñó que era posible ofrecer diferentes alimentos saludables y naturales a mi bebé y que además podían ser los mismos que comíamos el resto de la familia. Solo hacía falta adaptarlos un poquito, pero no hacer una comida diferente. Y sobre todo, me dio ideas para alejar de nosotros los extra azucarados y poco saludables cereales solubles para hacer papillas o poner en el biberón.

Los alimentos imprescindibles para bebés, no existían hace 60 años

Si te has fijado, a lo largo del texto he usado algunas palabras con comillas. Y es que, ni considero que los sobrecitos de frutas sean naturales ni que la alimentación recomendada para los bebés mayoritariamente, tanto por algunos pediatras como por la gente en general, sea la tradicional.

Antes de ser madre, yo pensaba que los bebés se alimentaban de leche de fórmula, potitos y papillas de cereales. Lo tenía muy asumido y todos a mi alrededor concordaban con esta idea. Pero, ¿porque no mejor darles frutas, cereales de verdad como el pan y la pasta y verduras recién peladas y cocinadas?

Hace apenas 50 o 60 años no existían este tipo de alimentos preparados y procesados ¿Qué ha pasado para que ahora sean imprescindibles?

Es obvio que hay un interés económico por las farmacéuticas, marcas de productos para bebés y supermercados, que se aprovecharon de la incorporación de la mujer al mercado laboral fuera de casa. Pero me entristece que se recomienden sin tener en cuenta la salud de nuestros bebés y qué, igual que yo creía erróneamente antes de investigar, haya más gente que tenga esto interiorizado y no lleguen a descubrir que otra alimentación es posible.

 

Nuestra elección personal

Me gustaría destacar que esta entrada está basada en mi opinión personal  y es nuestra elección en la alimentación de nuestro hijo. Por lo tanto, partimos de que nosotros no somos partidarios de usar de forma habitual, alimentos preparados para nuestro pequeño Indio (con alimentos preparados nos referimos a potitos, bolsitas de fruta, sobres de infusiones y cereales solubles entre otros).

Si te interesa el tema de la alimentación, te animo a que busques información sobre el BLW y te aconsejo que veas alguno de los vídeos del reconocido pediatra Carlos González y el nutricionista Julio Basulto,  sobre la alimentación infantil. Te dejo algunos enlaces aquí:

Y tú, ¿conoces el BLW? Cuéntame tu experiencia en comentario.

 

 

 

 

Verónica Padilla

Me llamo Verónica y soy Terapeuta Ocupacional de profesión. Pero mi verdadera vocación es ser la mamá de un maravilloso niño de 1 añito y medio.

Amante de todas las cosas bonitas, entusiasta y apasionada de todo este mundo que me ofrece la maternidad y la crianza.

Share This