5 rincones de lectura Montessori reales, para espacios reducidos

por | 0 Comentarios

Cuando nuestra biblioteca empezó a crecer quise crear un rincón de lectura en el que pudiéramos disfrutar de nuestros bonitos cuentos y fomentar así el hábito lector en el pequeño Indio. Nos apetecía coger ideas de rincones de lectura inspiradores y acogedores para poder replicarlos en casa. Rincones que incitasen a leer y a soñar solo con verlos. Un rincón donde leer solos o en familia. 

Al principio busqué mucha información en Pinterest, que es una gran fuente de inspiración. Cada uno de los rincones que veía era más bonito que el anterior. Pero a la hora de querer imaginarme esos rincones en casa, siempre me topaba con la realidad, nuestra realidad, EL ESPACIO. Así que Encontré rincones muy bonitos de verdad, pero para mi gusto poco reales. Porque yo no tengo un cuarto entero para dedicarlo a la lectura, aunque me encantaría.

Más tarde fui encontrando inspiración en las mamás, papás y educadores que forman parte de los diferentes grupos de Facebook en los que participo. Y aquí sí me vi mucho más identificada. Muchas familias comparten allí sus preciosas y cuidadas obras de arte. Sí, ¡claro!, son auténticas maravillas hechas con tanto amor que se huele y se aprecia en esas imágenes. ¡Y me encanta sentir esas sensaciones!

Entonces, como si una chispa saltase en mi cabeza y miles de mariposas comenzaran a revolotear en mi barriga, ¡me vino la idea! Voy a escribir sobre estos rincones de lectura reales. De mamás y papás entregados, con pisos en los que viven niños reales y escuelitas donde los espacios son limitados.  Esos lugares en los que nos encontramos en nuestro día a día construyendo grandes sueños. Y así es como empecé a ponerme en contacto con cada una de las personas que me han inspirado para hacer este post y poder recopilar 5 rincones de lectura Montessori reales.

 

Las mamás y educadoras detrás de los rincones

Aunque los padres también son muy participativos en las actividades que tienen que ver con sus hijos, casi siempre son las mujeres las que participan más activamente en los grupos en los que me muevo. Así que, en este caso, fueron 5 mujeres las que me han cedido sus fantásticas fotos y me han explicado con detalle y emoción como crearon sus rincones de lectura.

En cada uno de estos rincones podréis ver ideas de cómo organizar los libros para que sean accesibles a los niños y estos puedan cogerlos cuando les apetezca, así como diferentes opciones para sentarse a leerlos y una decoración que invita a la imaginación y a soñar.

 

5 rincones de lectura Montessori reales

Ainhoa y Noemí son profesoras en un colegio público en Villa de Vallecas.  Ellas dos, en colaboración de las familias han creado una biblioteca, aprovechando así una zona en desuso y creando un ambiente educativo en que promover y propiciar el gusto por la lectura.

Esta biblioteca está totalmente adaptada al público infantil y cuentan con verdaderas preciosidades entre sus estanterías, así como cojines y colchonetas que invitan a acomodarse y disfrutar de los libros.

 

 

Iratxe y su marido tenían muy claro desde el principio lo fundamental que es el fomento de la lectura desde bien pequeños. Por eso no dudaron en crear un entorno propicio a la lectura para su hija Carmen.

Ellos han usado materiales muy comunes y económicos y han sabido sacarle el máximo partido para la habitación de la pequeña luzca así de bonito y acogedor.

Los libros se encuentran siempre disponibles para que Carmen los pueda coger cuando quiera y con las portadas de cara, facilitando así que los pueda identificar y seleccione el que le interese en el ese momento.

Esta colocación también facilita que se vuelvan a colocar en lugar una vez haya terminado de usarlos.

 

 

Arlen me confiesa que ha gastado un total de 150 pesos mexicanos (¡¡¡menos de 7€!!!) en acondicionar un bonito y funcional rincón de lectura para su hijo.

Pintó unas montañas en la pared, hizo un tipi y reutilizó una estantería de hacer mesas dulces para colocar los libros accesibles a su hijo.

Y también para favorecer su autonomía, colocó una percha a la altura del pequeño para que este pudiera dejar sus cosas bien organizadas y cogerlas también cuando las volviera a necesitar.

 

 

Este bonito rincón es obra de Noelia y su marido José Luis. Una autentica obra de arte pintada en pintura de palo acuarelable, basada en los dibujos de John Tenniel, excepto el color del gato que está basado en el personaje de Disney.

Un cómodo puff y un mueble casita de madera completan este mágico rincón que no requiere de mucho espacio e invita a la lectura por su sencillez y belleza. A mí personalmente, me tiene enamorada.

 

Por último, tenemos el rincón que ha creado Cristina para su pequeña, utilizando unos soportes para cuadros de Ikea y aprovechando el colchón y la chichonera de la cuna de su hijo para formar tan coqueto sofalito. ¡Qué imaginación! Y lo bonito  y funcional que ha quedado.

 

 

Beneficios de la lectura en los niños

El lenguaje y el resto de actividades intelectuales, son actividades exclusivas de los seres humanos. Esto nos diferencia de cualquier otra especie animal. 

Esta habilidad nos ofrece la posibilidad de expresarnos y compartir nuestros pensamientos, necesidades y deseos. Y a la vez de comunicarnos y relacionarnos a nivel social.

Dentro del lenguaje, podemos encontrar la escritura que no es más que la traducción literal del lenguaje hablado, y la lectura que consiste en descifrar y entender el lenguaje escrito.

Los expertos aseguran que la lectura es un hábito con muchas posibilidades de consolidarse si se adquiere en la niñez. Por este motivo, la lectura está recomendada desde antes incluso de nacer, cuando el bebé se encuentra en la barriga de la mamá, aportando un sinfín de beneficios. Entre ellos podemos encontrar:

  1. Enriquecen la relación adulto-niño

Se establece una relación mágica entre el adulto y el niño en la que los padres o cuidador son los encargados de descubrirle lo que esconde cada libro. Y además son momentos envueltos en afectividad al abrazar, mirar, acariciar al niño. La lectura compartida es un precioso momento que podemos instaurar como una rutina antes de ir a dormir en el que todos nos relajamos, dejamos las tecnologías a un lado y podemos conciliar mejor el sueño.

  1. Aprenden sobre el mundo que los rodea. 

Los libros y sus historias muestran a los niños nuevos lugares, personas y personajes, costumbres y tradiciones, culturas, ciudades y en general todo lo que les rodea. 

  1. Aprenden a Empatizar

También les permiten conocerse a sí mismos, desarrollando su empatía. Durante la lectura a menudo, los niños se ven reflejados en los personajes de los cuentos y consiguen empatizar con sus problemáticas. Esto contribuye a desarrollar este sentimiento de empatía para con los demás, en situaciones u aspectos generales de su vida cotidiana.

  1. Desarrollar las capacidades mentales del niño

La lectura es un entrenamiento constante para el cerebro, por ese motivo los niños a los que se les lee desde pequeños, tienen mejores capacidades cognitivas que el resto. Por ende, mejoran la capacidad de retención y entendimiento para las materias escolares.

  • Trabajan su memoria cuando el niño explica el cuento que le han leído, solo con ver las imágenes.
  • Aumentan su vocabulario y adquieren mayor velocidad mental para relacionar conceptos y elaborar sus propios argumentos. Leer les ayuda a definir estructuras mentales y a mejorar su habilidad comunicativa, aprendiendo frases cada vez más complicadas. 
  • El esquema general de una historia, Presentación-Nudo-Desenlace es un buen modelo de comunicación para organizar su argumentación y sus mensajes.
  • Su nivel de concentración aumenta cuando están con la atención fija en la lectura y las imágenes. Esta concentración va aumentando según aumenta la complejidad del libro que se elige para leer.
  • Capacidad de abstracción. Esta es la capacidad de pensar en cosas sin necesidad de tenerlas delante, viéndolas y tocándolas.  Cuando escuchamos una narración, nuestro cerebro va creando la historia, la va imaginando, la construye en nuestra mente y se produce por tanto la abstracción.
  1. Desarrollan su imaginación 
  • A partir de la imagen y del texto, podemos fomentar la libertad de expresión dejándoles comentar o preguntándoles sobre lo que hemos leído y están viendo. De esta manera, el niño completa con su propia imaginación la información que no está de manera explícita en cada cuento y en cada historia. 
  1. Ofrece entretenimiento

Los niños lo imitan todo, por ese motivo si ven a sus padres y adultos cercanos leer y leerles a ellos, pronto se acostumbrarán a los libros y formarán parte de su entretenimiento cotidiano.

Por ese motivo es recomendable ofrecerles libros adecuados a su edad, que puedan manipular según sus habilidades, primero con libros de tela, plástico o cartón y más tarde con libros de papel, será fundamental para que reconozcan los libros.

Después de muchos meses, de contactar con las familias y recopilar las imágenes y las historias detrás de cada uno de estos rincones, por fin ve la luz este post que he creado con mucho mimo e ilusión.

Espero que te guste tanto como a mí y te animes a crear tu propio rinconcito de lectura en el que poder dejar volar tu imaginación soñar, amar y ser feliz.

 

 

Verónica Padilla

Me llamo Verónica y soy Terapeuta Ocupacional de profesión. Pero mi verdadera vocación es ser la mamá de un maravilloso niño de 1 añito y medio.

Amante de todas las cosas bonitas, entusiasta y apasionada de todo este mundo que me ofrece la maternidad y la crianza.

Share This