Juego de construcción con la casita de Masha y el oso

por | 0 Comentarios

Pasadas las fechas Navideñas, las luces, las compras frenéticas, las comilonas, el estar con la familia y en general la ilusión de estos días, hemos vuelto a la rutina.

Parece que hay quien ya tenía muchas ganas de retomar el control y volver a la normalidad y están los que como yo, habrían preferido que las vacaciones fueran eternas. Aun así, la realidad es que si no te lo puedes permitir, hay que trabajar. Así que no me ha quedado más remedio que volver a los madrugones y los no tener ni tiempo para respirar.

De estos días tan intensos en familia, nos quedamos con las experiencias, los momentos de juego, las risas,… Sí, también ha habido momentos algo más tensos (léase aDOSlescencia), pero nada que haya que destacar 😉

Los nuevos juguetes han sido la sensación del momento, ¡claro! Y hoy aquí te voy a hablar de uno muy especial: La casita de construcción de Masha y el Oso.

La serie de dibujos animados Masha y el Oso

La casa de Masha y el Oso es un juego de construcción de la serie de dibujos infantiles Masha y el Oso.

Al parecer, esta serie es muy popular desde hace bastante tiempo en Rusia, donde ha sido creada. Y ahora también aquí en España. La serie está basada en un cuento folklórico ruso y trata sobre una niña muy traviesa que vive en el bosque cerca de un tranquilo y jubilado oso malabarista de circo. Masha siempre está jugando y sus travesuras acaban ocasionándole problemas a Oso.

La verdad es que había visto el dibujo de Masha en alguna ocasión y su aspecto no se corresponde para nada con su carácter inquieto y juguetón. Esa ropita que a mí recuerda a las abuelitas de pueblo, esconden a una hiperactiva y risueña niñita que nunca para quieta.

¿Qué incluye el play set?

La casita de Oso se presenta en una caja de cartón de 12,5 cm x 47 cm x 58 cm. Dentro podemos encontrar los bloques de construcción, una lámina con pegatinas, el manual de instrucciones y una guía para colocar las pegatinas.

El juego cuenta con un total de 162 piezas que vienen repartidas en varias bolsas.

Los bloques que incluye el play set son los necesarios para montar las dos plantas de la casa de Oso y muchos accesorios como un sillón, la cama de Oso, ollas, una carretilla, una sombrilla, flores, etc. Y por supuesto, no podían faltar las figuras de Masha y Oso, que son articuladas y pueden sujetar objetos con sus manos.

Características de la casa

Según el fabricante, la franja de edad recomendad en el play set abarca desde los 18 meses hasta los 5 años.   Esto es genial para aprovechar un mismo juguete durante varios años, porque es un juego con mucha versatilidad, aportando para cada edad distintos aprendizajes. Por lo tanto, se amortiza rápidamente.

La diversión también está asegurada si tienes hijos de diferentes edades que pueden jugar juntos con la cabaña de Oso, fomentando así el trabajo en equipo, colaborando y participando para un fin común y promoviendo así las relaciones sociales.

Los niños más pequeñitos pueden construir y experimentar con la casita de Oso, siempre bajo la supervisión de un adulto sobre todo si se encuentra en la fase de meterse todo en la boca. Esto es debido a que contiene algunas piezas pequeñas y el riesgo que puede comportar de atragantamiento si se introducen en la boca. Por lo demás, las piezas son de plástico duro de gran calidad y compatibles con otras piezas de construcción. Tienen un tamaño intermedio sin ser superbloques tipo DUPLO ni minibloques de construcciones más avanzadas.

Una vez montada, la casa alcanza los 60 cm. de alto, y luce preciosa cuando ya tiene todas las pegatinas colocadas en sus múltiples accesorios.

Montaje

El montaje no es complicado siguiendo las instrucciones aunque si requiere de cierta paciencia. Y si mientras pones una pieza, el pequeño Indio te quita dos, la dosis de paciencia debe ser mayor 😜

Los niños más mayores podrán construir ellos mismos la casa pero los más pequeñitos necesitarán de cierta ayuda para ello. O bien hacer construcción libre que también resulta muy divertido y fácil gracias a la gran variedad de piezas que incluye el set.

Posibilidades de juego 

He vuelto a mi infancia con la casa de construcción de Masha y el Oso. Me encantaban los juegos de construir y encajar piezas y al parecer es algo que aún no he perdido. Hemos pasado horas y horas jugando. Creando escenarios, inventando historias y sobre todo, con lo que más ha disfrutado Erik ha sido abriendo y cerrando la puerta, la ventana y los cajoncitos que hay repartidos por toda la casa 😂.

El juego simbólico es esencial para el correcto desarrollo cognitivo y emocional del niño. Es el juego por excelencia en la infancia y con él, los niños desempeñan diferentes roles, escenifican y crean historias que les ayudan en su aprendizaje, se ponen en la piel de otros (empatía), exteriorizan sentimientos, etc.

Aprovechando este maravilloso juego espontaneo, se pueden proponer actividades para el aprendizaje de hábitos. Imitar las actividades que realizamos día a día como por ejemplo que Masha cocine una rica Avena, que Oso limpie la cabaña o corte leña, que ambos se laven los dientes o reciban visitas de otros animalitos del bosque.

Otro juego que os propongo consiste en nombrar los colores de las piezas y objetos que veamos. De esta manera se favorece la estimulación del lenguaje y aprendizaje de conceptos además de ser muy divertido.

Uno de mis juegos favoritos consiste en nombrar un objeto o personaje para que el peque lo encuentre. Por ejemplo: ¿Dónde está la ventana? ¿Y la flor amarilla? Este juego de busca y encuentra desarrolla las habilidades visoespaciales tan importantes en el desarrollo del niño.

Beneficios de los juegos de construcción

Al ser un juego que abarca una gran franja de edad, el juego va evolucionando ofreciendo distintos aprendizajes según en el momento en el que se encuentre el niño.

  • Unos de los aspectos pedagógicos que se trabajan con los bloques de construcción, es el desarrollo de las habilidades motrices, más concretamente la habilidad manual. Esto es muy importante durante los primeros años de vida cuando el niño aprende a realizar actividades cotidianas como comer y más adelante escribir.

  • Asociado a la habilidad manual se encuentra la coordinación oculo-manual que se desarrolla cuando se realizan actividades en las que intervienen simultáneamente, los ojos y las manos. Es decir, durante todo el juego cuando montan torres, apilan piezas, desmontan, mueven personajes, etc.
  • Desarrollan habilidades visoespaciales y visoperceptivas. Habilidades necesarias para ubicarnos en el espacio y desenvolvernos en el entorno que nos rodea.
  • Como también os comentaba antes, el juego en equipo con otros amigos, hermanos, padres, etc. fomenta la socialización y la interacción con otras personas.
  • Jugando con las diferentes piezas se aprenden conceptos de tamaño (grande, pequeña, alto, bajo, corto, largo) y se identifican formas y colores.
  • También se experimenta con las leyes físicas, descubriendo el equilibrio de las diferentes construcciones, aprendiendo a colocar las piezas para que se sostengan, resistencia de los materiales en cuanto a dureza o consistencia, la simetría y la proporción, etc. A la larga, esto les va a ayudar  a enfrentarse con mayor éxito a situaciones de la vida.
  • Fomentan la creatividad, la imaginación y la estimulación mental.
  • Desarrollan la intuición y la agilidad mental cuando tienen que solucionar los obstáculos que puedan plantearse durante el juego de construcción.
  • Favorecen el desarrollo intelectual, emocional y cognoscitivo. Enriquecen la expresión oral y el aprendizaje del lenguaje y los niños que lo practican con frecuencia a menudo comienzan a hablar antes.
  • Fomentan la atención y la concentración.
  • Fomentan el desarrollo de una buena autoestima y autoconcepto, ya que el niño se siente capaz de realizar diferentes construcciones.
  • Son una excelente herramienta para enseñar a los niños a ser más organizados y a ser más ordenados con sus cosas.

¿Te apetece jugar con la casa de Masha y el oso? Puedes conseguir la casa de Masha y el oso en la tienda online de juguetes Nabumbu

 

Verónica Padilla

Me llamo Verónica y soy Terapeuta Ocupacional de profesión. Pero mi verdadera vocación es ser la mamá de un maravilloso niño de 1 añito y medio.

Amante de todas las cosas bonitas, entusiasta y apasionada de todo este mundo que me ofrece la maternidad y la crianza.

Share This