¡Hoy jugamos con: Mimic Mees Talk Back Zoo, la nueva marioneta para los peques!

por | 0 Comentarios

Hace meses que busco algo que nos guste y nos haga jugar a la vez que aprender en familia. Porque sí, considero muy importante el juego individual, pero también el juego compartido donde abrazarnos, hacernos cosquillas y reírnos hasta no poder más.

Pues bien, hemos encontrado un juguete chulísimo con el que vamos a pasar unos ratos muy divertidos y al que vamos a sacar provecho de mil y una formas. Se llama Mimic Mees. ¿Lo conoces?

Las nuevas marionetas parlantes Mimic Mees Talk Back Zoo

Mimic Mee es una marioneta de mano con forma de animal de peluche, un cuello que se estira y que repite todo lo que dices. Sí, sí, de esas marionetas de toda la vida pero con un aspecto muy actual y de suave peluche que encantará a toda la familia.

Existen 4 modelos diferentes de Mimic Mees: La elegante jirafa, el valiente león, el divertido mono y el colorido papagayo. Animales que puedes encontrar en la selva y también en el zoo. Todos ellos copian y reproducen tu voz, con un tono divertido que hará que no podáis parar de reír al escucharlo. ¿Te acuerdas de la app de móvil de un gato que repetía lo que le decías, que se puso de moda hace unos años? Nosotros pasamos grandes veladas con aquel gato… Pues el Mimic Mees es la versión marioneta, lo que le da aún más juego, ya que tendréis que mover su boca a la vez que repite lo que dices y estar bien coordinados, ¡así que estad bien atentos!

La tienda online de juguetes Nabumbu nos ha enviado el precioso, suave y colorido Papagayo para que lo probásemos y jugásemos con el pequeño Indio. Y la verdad, ¡ha sido todo un éxito!

Si te gusta, tú también puedes comprarlo en la tienda online Nabumbu

Los momentos de juego y risas se han repetido a lo largo de los días, convirtiéndose en uno de los juguetes preferidos del pequeño de la casa.

¿Quieres saber cómo nos hemos divertido con el Mimic Mees? Ven a descubrirlo.

Desde el primer momento que sacamos a nuestro papagayo de la caja, el pequeño Indio quedó impresionado y rápidamente su curiosidad despertó y lo empezó a observar y tocar. Papá Indio se puso la marioneta mientras le hablaba y le saludaba y él estaba sorprendido. Su cara, sus expresiones eran de verdadero asombro, ¿Qué sería aquel nuevo “objeto” que se movía?

Intentamos buscar un nombre ingenioso para el Mimic Mees papagayo, pero todo el rato acabábamos llamándole “Pollo”. Así que como las cosas no hay que forzarlas y parece que ese nombre nos salía del alma, decidimos llamarle papagayo “Pollo”.

Pronto, el pequeño indio y “Pollo” se hicieron amigos y compartían comida, risas, abrazos,… y hasta fue nuestra única opción para que nuestro hijo aceptara hacerse unas fotos Navideñas que habíamos reservado en un estudio.

Algunas veces él también quiere meter su brazo e interactuar con el papagayo “Pollo” pero tiene un bracito tan corto que le sobra media marioneta y se le termina cayendo el cuello.

Un día, mientras veíamos un capítulo de Peppa Pig, apareció el loro “Polly” (el loro de los abuelos) y la verdad es que se parece mucho a nuestro “Pollo”, hasta en el nombre. ¡Menuda casualidad! Nos vino muy bien para hacer comparaciones entre la familia de Peppa Pig y la nuestra. Fue tan divertido.

“Pollo” también es un buen compañero a la hora del cuento e incluso se le da muy bien leerlos e interpretarlo. Tan bien lo hace, que hasta tiene el permiso del pequeño Indio para tomar un poco de “tetita” de la mamá cuando él ya está cogiendo el sueño. Y los dos comparten un ratito de mimos tranquilos con la mamá mientras toman la “tetita” de dormir.

Características técnicas

Como ya os he comentado, Mimic Mees es una marioneta de peluche al que le crece el cuello cuando introduces el brazo. Mide 36 cm x 27 cm x 12 cm que es aproximadamente el tamaño de un balón de fútbol y pesa 0,5 Kg. Pero cuando haces crecer su largo cuello llega a medir xxx.

Lleva un botón en la cabeza que debes pulsar para que el Mimic Mees copie y reproduzca tu voz.   Al presionar este botón se verá una tenue luz roja indicativa de que está encendido. Recuerda hablar cerca de la marioneta para que capte bien el mensaje y ten en cuenta que puede repetir hasta un máximo de 10 segundos de habla. Y para que esta opción de repetición funcione, necesita 2 pilas de tamaño AAA. Estas se introducen por la cabeza a través de un cierre de velcro. Súper fácil. Aunque eso será cuando se agoten las pilas que ya vienen incluidas. Esto a mí personalmente me parece una súper ventaja, porque ya sabes lo que pasa cuando tu hijo abre un regalo, lo saca de la caja y ohhh, ¡uppss! no le hemos puesto las pilas… y la euforia del momento pierde intensidad y el entusiasmo se apaga mientras sacamos las pilas del primer mando que encontramos cerca.

Y ahora sí, todo listo. ¡Imaginación al poder! Y a disfrutar de las horas de juego con Mimic Mees Talk Back Zoo.

Diversión sí y aprender también

Un aspecto muy importante que siempre tengo en cuenta a la hora de elegir los juguetes para Erik, es su posibilidad para estimular su curiosidad y por tanto, sus aspectos educativos.

Con el Papagayo “Polly” tenemos múltiples posibilidades de estimulación en diferentes áreas de aprendizaje en las que podemos intervenir, convirtiéndose en un juguete muy polivalente. Divertido y educativo.

 Habilidad manual: Haciendo los movimientos requeridos para usar la marioneta se están desarrollando aspectos motores de la mano; la motricidad fina y gruesa. Poner la mano dentro del Mimic Mees, abrirle y cerrarle la boca, aguantar el brazo y moverlo para representar acciones, son algunos de los movimientos que el niño realizará mientras juega. El movimiento es fundamental en desarrollo de un niño ya que gracias a este y a la utilización de sus manos, recoge del ambiente los diferentes estímulos necesarios para formar su orden interno y su inteligencia.

“El verdadero carácter motor ligado a la inteligencia, es el movimiento de la mano al servicio de la inteligencia para ejecutar trabajos” (Montessori, El niño el secreto de la infancia, p.85).

 Coordinación ojo-mano: La coordinación ojo-mano o coordinación oculo-manuales la habilidad quese desarrolla especialmente en actividades donde se utiliza de manera simultánea ojos y manos (o dedos). Para estimular la coordinación ojo-mano se deben realizar actividades en las que se integren simultáneamente la información que nos facilitan nuestros ojos (percepción visual del espacio) para guiar el movimiento de nuestras manos. Esto sucede con el Mimic Mees cuando el niño imita el movmiento de hablar con la boca a la vez que este repite el sonido.

Lenguaje: las dos funciones principales del lenguaje son, a nivel individual la expresión y a nivel social la comunicación entre las personas. Por lo tanto, este es esencial para el desarrollo del niño y es un signo característico del ser humano. El lenguaje es aprendido por el niño desde el nacimiento cuando escucha hablar a las personas de su entorno. Pero es muy importatnte usar un lenguaje claro y correcto para que el niño adquiera un vocabulario extenso, evitando cometer el error de hablar con palabras “infantilizadas”. Lo sé, todos lo hacemos con la mejor de las intenciones, pero debemos de ser consciente de que el niño absorbe todo lo que ve y todo lo que escucha de su ambiente por lo que es responsabilidad del adulto que esto sea fial a la realidad.

Un ejemplo de actividad que puedes podeis realizar para aumentar el vocabulario y la autopercepción del cuerpo, consite en nombrar y tocar las diferentes partes del cuerpo con el Mimic Mees. Nosotros jugamos a que “Pollo” se come los pies del pequeño Indio y él se parte de risa y pide más. Despues se come la nariz, el brazo, la oreja de papá… y así pasamos un buen rato entre risas y risas.

Imaginación: La creatividad y la imaginación aportan muchos beneficios en los niños, entre los que se encuentran el desarrollo del pensamiento abstracto, expresión y comunicación de su mundo interior, bienestar psíquico, etc. Fomentar la creatividad con un ambiente generoso y la presencia de un adulto consciente, que propone pero no impone es fundamental para crear un entorno participativo.

Inventar historias en la que participe la marioneta, crear obstáculos que resolver o mirar las estrelles que se proyectan en el techo de nuestra casa con el libro troquela de Herve Tullet, es otra de las actividades preferidas de esta peculiar pareja de amigos, el pequeño Indio y “Pollo”.

“El verdadero signo de la inteligencia no es el conocimiento sino la imaginación” (Albert Einstein).

“Todo lo que imagines puede ser real” (Pablo Picasso).

Verónica Padilla

Me llamo Verónica y soy Terapeuta Ocupacional de profesión. Pero mi verdadera vocación es ser la mamá de un maravilloso niño de 1 añito y medio.

Amante de todas las cosas bonitas, entusiasta y apasionada de todo este mundo que me ofrece la maternidad y la crianza.

Share This