Sí, siempre he llorado con los anuncios de la tele y con las películas bonitas, pero ahora es ver algo relacionado con bebés y me pongo a llorar casi antes de empezar a verlo. Me encantan los niños y ahora que soy madre, tengo la sensibilidad a flor de piel. Además llevo unos días algo pochilla con fiebre y eso tampoco ayuda.

La cuestión es que ha aparecido ante mí un precioso vídeo que me ha removido las emociones y mucho que viene a decir que disfrutes los pequeños momentos de la vida, los que pasamos por alto y que ellos, nuestros [email protected] saborean al máximo. Porque lo que para nosotros es un día normal, para ellos es excepcional! Puede sonar a tópico porque es algo que todos decimos, pero que sinceramente no sé si realmente conocemos su significado. Yo al menos no lo conocía hasta que llegó a mi vida el pequeño Indio. Y con esto no quiero menospreciar a nadie, todas las personas importantes en mi vida lo son por un motivo y las quiero (sobre todo a papá Indio❤️) pero de verdad, que el sentimiento hacia un hijo no debería llamarse amor porque no le hace justicia. Es orgullo, es admiración, es felicidad y frustración. ¡Lo es todo!

Desastre con un yoghurt

El pequeño indio “comiendo” con un yoghurt

Pues bien, no quiero enrollarme más porque seguro que estáis impacientes por ver el vídeo y seguro soltar alguna lagrimilla.

Os recomiendo que lo veáis, lo saboreéis y que a partir de ahora dejemos a un lado el tic tac del reloj y disfrutemos de esas bonitas cosas que nos suceden junto a nuestros [email protected], porque ellos son maravillosos y porque ser padre es ser muy afortunado porque sin ellos nuestros ❤️ estarían incompletos.

¡Sed felices! ¡Y a por muchos días normales!

Un día normal

Si te ha gustado, no dudes en compartirlo. ¡Seguro que otros padres te lo agradecerán!

Share This